FALLÓ LA PUNTERÍA

Ser resolutivo ante la portería rival y blindar tu propia meta. Ese es el lema que defienden todos los entrenadores del mundo. Entre ellos, el del Grupo Pinta – Torrebalonmano. El problema es que pasar de la teoría a la práctica no es tarea sencilla. Los torrelaveguenses cayeron derrotados con claridad ante el Ángel Ximénez – Puente Genil, en un partido en el que no cumplieron  con ninguna de las dos premisas enunciadas anteriormente. Recibieron 33 goles y erraron 24 lanzamientos claros.

Un ritmo de partido frenético, con constantes contra golpes y acciones rápidas por parte de los dos equipos sirve para explicar el número de goles recibidos. Prueba de la vertiginosidad del encuentro son las 15 paradas que firmó Adolfo Gómez que, a pesar de la derrota, fue uno de los destacados del choque.

El mayor problema estuvo en el área contraria. La recuperación de Joaquín Marcos unida a las apariciones de Alberto Pérez en ataque deberían haber ayudado a mejorar la faceta anotadora de los naranjas. Sin embargo, pasó todo lo contrario. Los mecanismos ofensivos funcionaban, el equipo generaba ocasiones pero no había manera de atinar con la portería. El meta contrario, los postes y la mala puntería bastaron para decidir el signo del partido.

Cuando esa “pólvora mojada” se une a otra serie de circunstancias, el resultado suele ser fatal para el equipo que lo padece. Eso le pasó al Grupo Pinta en una fase del primer acto. Tras un arranque bastante parejo, los de Juan Escudero encadenaron una serie de errores en el lanzamiento con pérdidas de balón, pelotas a la madera y buenas intervenciones de Ernesto Sánchez. Los locales aprovecharon la confusión cántabra a la perfección y abrieron una brecha de seis tantos en el marcador. Al descanso se llegó con 16 a 10.

En la segunda mitad, los de Javier Elvira supieron administrar a la perfección su ventaja. Con el electrónico a su favor y el calor de la grada, los cordobeses neutralizaron cualquier intento de remontada  visitante. De hecho, el periodo definitivo concluyó con empate a 17, dejando el tanteador en el definitivo 33 – 27.

A pesar de la derrota, el Grupo Pinta – Torrebalonmano ha dejado una puerta abierta para la esperanza a corto plazo. Si los chicos de Juan Escudero mejoran su porcentaje de lanzamientos, llegará la ansiada victoria lejos de Torrelavega. La maldición dura ya casi un año y dos meses. El sábado que viene tendrán una nueva oportunidad en la cancha del Cangas. ¿Se romperá en Galicia el gafe?

FICHA TÉCNICA

Angel Ximénez – Puente Genil BM. Ernesto Sánchez, Francisco Chirosa; Miguel Ángel Olea, Mario Porras (3), Fco. Manuel Morales (2), Jose Cuenca (2), José Pozo (2), Nicolás Godoy (1), Guillermo de la Sierra (4), Francisco García (1), Aitor Borras (4), Welsau Boudahir Tamba (5), Francisco Muñoz (3), Luis Campos (6).

Grupo PintaTorrebalonmano. Jorge Pérez, Adolfo Gómez; José Miguel González,  Álvaro Polo, Eugenio González (2), Jon Alzaga (2), Javi Peña (2), Abel Lamadrid (5), Alberto Pérez, Fernando González Gundín (3), Joaquín Marcos, José Antonio Calderón (5), Ángel Fernández (8).

Parciales

2 – 2, 5 – 2, 8 – 4, 10 – 5, 15 – 6, 16 – 10 descanso

20 – 14, 22 – 16, 24 – 18, 29 – 22, 31 – 24, 33 – 27 final

 Árbitros: Jose Manuel Vinagre y Marcos Pérez (Comité extremeño y gallego)

Pabellón municipal Alcalde Miguel Salas 450 espectadores.