BM. Torrelavega

ENTRADAS POR ALIMENTOS

Ver un partido el último partido de 2011 que disputará el Grupo Pinta – Torrebalonmano es tan sencillo como llevar al pabellón un alimento no perecedero. En el acceso al recinto, se cambiará por una entrada. En eso consiste la campaña «Una entrada, un alimento».

Un kilo de arroz, un paquete de garbanzos, unas latas de conservas… cualquier producto comestible que lleven los aficionados será canjeado por una localidad en el Vicente Trueba para presenciar el encuentro entre los naranjas y el Teucro, a disputarse el próximo sábado, día 17 de diciembre, a partir de las 19:00 horas.

Todo lo que se recoja se donará a la Fundación Asilo y servirá para ayudar a los más necesitados. Por eso, desde la junta directiva se anima también a los abonados del club a colaborar con la iniciativa. Éstos se llevarán la satisfacción de aportar su granito de arena a una buena causa. Las autoridades municipales y autonómicas así como los representantes de los principales patrocinadores de la entidad también han sido invitados al partido. Asimismo, se ha enviado una carta informativa a todos los padres y madres de los alumnos de la EDM de balonmano de la ciudad para que acudan al pabellón. Por todo ello, se espera una gran entrada en el Vicente Trueba.

Pero la campaña de recogida alimenticia no será el único acto especial que tendrá lugar en la última jornada de 2011. Antes de que comience el choque, Marta Rodríguez realizará el saque de honor. La pequeña Marta, de nueve años de edad, sufrió un aparatoso accidente en el brazo por el que le tuvieron que dar 35 puntos de sutura. Sus padres aseguran que únicamente lloró cuando el médico le dijo que existía la posibilidad de que no volver a jugar al balonmano. Por su valor y su afición a este deporte, Marta Rodríguez recibirá el cariño de la afición naranja y una camiseta del club.

Por último, después de vibrar con el choque que protagonizarán el Grupo Pinta – Torrebalonmano y la SD Teucro, el club ofrecerá un vino español tanto a las autoridades como a los patrocinadores de la entidad. El presupuesto del club no es ajeno a la crisis y por ello, la tradicional cena de Navidad se ha sustituido por algo más informal. Es la humilde manera de agradecer el esfuerzo realizado a todos los que de una u otra manera apoyan al equipo.

Ir arriba