Perder así es ganar

No fue la mejor entrada de la temporada pero estaban los que tenían que estar. Los que pueden presumir de haber vivido algo mágico. El Balonmano Torrelavega se estrenaba en Copa del Rey ante su afición. Esa que creó la atmósfera ideal para que el partido frente al Juanfersa Gijón se quede grabado durante mucho tiempo en la memoria de todos.

El encuentro comenzó con ritmo. Estos dos equipos, que se conocen a la perfección, no necesitaban minutos de tanteo. Ni la tempranera exclusión de Genio González, ni la baja de Joaquín Marcos, ni los nervios que supone un debut copero en casa aumentaron la presión sobre los de Soto. De hecho, al que no le gustó nada la puesta en escena fue a Alberto Suárez. Con empate a tres pidió tiempo muerto.

BM Torrelavega-Juanfersa2El rapapolvo no surtió excesivo efecto ya que los cántabros continuaban muy centrados en su cometido. Defensa de manual y pocos errores en ataque. Una armonía de esfuerzo y concentración que hacía soñar a la grada. Un lanzamiento en apoyo magistral de Genio González empataba a cinco. Con la igualada a seis, el técnico visitante volvió a llamar al orden a los suyos.

Los naranjas eran los de las grandes ocasiones. Con el debutante Pablo Pastor sobre el parqué, Melián sacó dos lanzamientos a bocajarro pero el ataque comenzó a tener más dificultades. El atasco naranja propició que dos zambombazos de Maxi Cancio y otro de Cakic, tras pase genial de Costoya, situasen a los foráneos con cuatro goles de renta. Lejos de perder la calma, los de casa tiraron de concentración e intensidad.

Con los asturianos en inferioridad, los nuestros lograron tres recuperaciones consecutivas que se tradujeron en dos tantos del “Guaje” Barbón y uno de Oscar Arroyo. La grada apretaba, Calderón forzó una falta en ataque y Alberto Pérez empató a 11. La fiesta fue total cuando Abel Lamadrid dejó a los nuestros uno por delante en el tiempo de descanso.

No estaba para risas el Juanfersa Gijón cuando comenzó el segundo acto. En menos de 20 segundos, Costoya empató a 12. Pero el mejor jugador gijonés no estaba cómodo con la defensa local y su equipo lo acusaba. Más cuando Cristian sacó dos manos realmente increíbles. Dos tantos de casta y carácter firmados por Alberto Pérez bastaban para mantener la igualdad en el electrónico.

En un choque con pocos goles, cada acierto era un triunfo. Una exclusión de Abel Lamadrid favoreció un nuevo acelerón visitante y provocó el tiempo muerto de Soto. Quedaban 15 minutos y los suyos estaban tres por detrás. Los cántabros lo intentaron y tuvieron un penalti para igualar. Pero apareció Savic y se hinchó a parar. Detuvo ese lanzamiento y los tres siguientes. La renta continuaba intacta pero la concentración de los cántabros también.

Así vino un gol de “Calde”, unos pasos de Costoya, una exclusión de Cakic y un nuevo acierto. Esta vez de Abel Lamadrid. Total, 19 – 20 y partido nuevo con una grada crecida y un equipo envalentonado. En ese instante, cuando se deciden las sonrisas y las penas, Cancio y Costoya firmaron dos goles imposibles con su equipo en inferioridad.

Al final, 19 – 23. Goliat pudo con David pero el pequeño le puso las cosas muy difíciles al grande. Tanto que a pesar del marcador, los nuestros salen reforzados de un partido más que complicado. Ninguno de los que decidieron venir al pabellón se podrá arrepentir jamás. Y es que la historia de un club grande se escribe con partidos como este. Aunque terminen con derrota.

 

FICHA TÉCNICA

BM Torrelavega. Jacob Melián, Cristián Pereda; Jorge Martínez, Pablo Pastor, Alex López, Oscar Arroyo (1), Sergio Crespo, Eugenio González (2), Guille Barbón (4), Abel Lamadrid (4), Borja Lombilla, Alberto Pérez (5), Jadim Sour y J.A. Calderón (4).

Juanfersa Gijón. Emilio Vallado, Adam Savic; Juanjo Ruesga, Amir Cakic (3), Alex Costoya (3), Adrián Fernández (1), Nacho Huerta (2), David Pellitero (4), Maxi Cancio (6), Santi Acetti, Manuel Plaza, Ángel Paraja (2), Pablo Fernández y Abel Serdio.

Parciales

2 – 3, 3 – 4, 6 – 6, 7 – 8, 8 – 11, 12 – 11Descanso

12 – 12, 14 – 15, 14 – 17, 16 – 19, 19 – 20, 19 – 23 Final

Árbitros.  Jorge Escudero y Jesús Escudero (Colegio cántabro).

Pabellón Vicente Trueba. 800 espectadores