Balonmano Torrelavega

El partido que Alberto Pérez hubiese soñado

Pocos jugadores encarnan mejor el espíritu de los derbis que Alberto Pérez. Pocos los disfrutan tanto como él. Tal vez porque su rodilla falló el jueves y el capitán no pudo estar sobre la cancha, sus compañeros decidieron disputar el partido que él llevaba noches soñando. Un encuentro en el que el BM Torrelavega brilló en defensa para desactivar a los principales jugadores del DS Autogomas Sinfín. Un partido en el que un ataque coral desarbolase los planteamientos de Reñones. Un derbi con mayúsculas que será difícil de olvidar para los seguidores naranjas.

El equipo de Torrelavega comenzó muy serio en defensa. Con Nico Colunga como avanzado y Edu Fernández muy pendiente de cada movimiento de Kasumovic, los de Soto recuperaron los dos primeros ataques de su adversario. Además, el lateral zurdo de los naranjas mandó a la malla sus primeros lanzamientos para firmar el arranque soñado (0 – 2). El derbi pintaba bien pero DS Autogomas Sinfín no tardaría en darse cuenta de la estrategia naranja. En un abrir y cerrar de ojos, Barco igualó la contienda.

La primera exclusión de Kasumovic apenas tuvo incidencia en el marcador. Nico Colunga firmaría el 4 – 3 en un gol en segunda oleada marca de la casa. El tanto del canterano proporcionaba la iniciativa a los visitantes en un partido repleto de emoción. La disposición defensiva planteada por Soto mantenía desactivados tanto a Valles como a Tasumovic. Únicamente algunas malas decisiones en la faceta ofensiva impedían al BM Torrelavega despegarse en el marcador. Una acción individual eléctrica de Genio González establecía el 5 – 7 y forzaba el tiempo muerto de Reñones. El 5 – 1 de los torrelaveguenses causaba estragos en el ataque santanderino.

Sin embargo, una exclusión de Sergio Rodríguez provocó un pequeño desajuste que aprovechó Postigo para empatar a 8. La igualdad duró lo que tardó José Carlos Hernández en echarse el equipo a la espalda. Un penalti y una acción de calidad del extremo asturiano devolvían la ventaja a los naranjas. El choque transcurría con dos de ventaja para los visitantes. Rodríguez se inventó una asistencia para Marcos Dorado que suponía el 10 – 12. Los del Besaya defendían con rigor y atacaban con velocidad. De hecho, firmaron varias dianas tras gol de DS Autogomas Sinfín, llegando a la contra tras saque de centro.

El repertorio de recursos ofensivos de los visitantes se completó con un Marcos Dorado en estado de gracia. El pivote gallego supo encontrar los espacios para socavar la defensa santanderina. Su tercera diana consecutiva suponía la máxima diferencia naranja del partido, 11 – 14. El primer acto concluyó con la cuarta diana de Dorado y un lanzamiento con el cronómetro a cero de Tasumovic que se estrelló en la barrera.

El descanso renovó la frescura de un BM Torrelavega que estaba bordando su defensa. Además, Alan Villalobos adornó la actividad atrás con un lanzamiento a ras de suelo imparable para Villamarín. Los naranjas volaban. Más aún cuando Vicente Benito fusilaba de nuevo al meta rival y el mexicano se inventaba otra diana de la nada. 12 – 18 en un abrir y cerrar de ojos. Los de Soto estaban desatados y su adversario no veía la forma de contrarrestar el empuje visitante. Dos errores ofensivos unidos a un rebote desafortunado brindaron al DS Autogomas Sinfín la opción de recortar un poco la diferencia. Pla ponía el 15 – 19 cuando se habían consumido ocho minutos del segundo acto. La reacción santanderina fue un espejismo. Ramiro Merino primero y Marcos Dorado, tras levantarse del suelo y superar a Villamarín devolvían a los torrelaveguenses seis de ventaja.

El tiempo muerto de Reñones se tradujo en un lanzamiento desde lejos de Amarelle. DS Autogomas Sinfín seguía vivo y no iba a renunciar al partido con más de 20 minutos por delante. Sin embargo, el juego con el pivote del Balonmano Torrelavega destrozaba cualquier atisbo de reacción local. La baja de Herrero Lon se dejaba notar y Marcos Dorado campaba a sus anchas por la línea de seis metros. El gallego forzó un nuevo penalti que mandó a la red José Carlos Hernández. En el minuto 43, cuando el DS Autogomas Sinfín atacaba en inferioridad, Sergio Rodríguez llegó tarde a un cruce e impactó en la cara de Amarelle. Tarjeta roja y escenario nuevo para un partido controlado por los naranjas.

De hecho, los de Soto acusaron el golpe y encadenaron un par de errores consecutivos. Esta vez, fue Dalmau Huix el que salió al rescate con una finta maravillosa y un lanzamiento desde seis metros. Sin embargo, DS Autogomas Sinfín había regresado al partido para quedarse. La movilidad de Nacho Valles y la versatilidad de Pla, unidas a una zaga mucho más activa que en la primera parte, provocaron que el marcador se comprimiese. De 20 – 25 a 22 – 25. Soto paró el partido y el BM Torrelavega se reordenó. Dalmau Huix tiró de recursos individuales para mostrar el camino y Genio González se encargó de reactivar al resto de sus compañeros. Con cinco de ventaja de nuevo, 22 – 27, y ocho minutos por jugarse, DS Autogomas Sinfín tensó la cuerda de nuevo. Postigo desde la esquina y Muñiz tras un rechace añadían picante al derbi.

En ese instante, volvió a emerger la figura de Huix para inventarse un pase que Pepe Oliver transformaba en gol. Con los naranjas mandando por tres, el choque entró en su recta definitiva. Genio González marcó un tempo lento de juego que, contrariamente a los intereses de los suyos, perjudicó al BMT. DS Autogomas Sinfín apretaba. Más aún, cuando Pepe Oliver fue excluído a falta de tres minutos. Sin embargo,  el veterano central naranja forzó una falta en ataque y luego se sacó de la chistera un lanzamiento en apoyo que sorprendía a Villamarín. 27 – 30 a falta de dos minutos. El rápido gol de Diego Muñiz obligaba a un nuevo esfuerzo de los visitantes para llevarse el encuentro. Tras el tiempo muerto de Soto, Reñones dispuso una defensa muy abierta que provocó al falta en ataque de Hernández. Producto de la rabia, José Carlos Hernández lanzó la pelota y fue excluido. Quedaban 57 segundos.

Los santanderinos olieron la sangre y Postigo marcó en un abrir y cerrar de ojos. Con uno menos sobre la pista, el BM Torrelavega maduró la jugada hasta que Genio González se escapó por velocidad y batió a Villamarín. Tratando de castigar la ausencia de guardameta, DS Autogomas Sinfín lanzó desde su pista. Una estirada felina de Murillo Araujo, que terminó con el brasileño lesionado, evitó el tanto y resolvió el partido.

FICHA TÉCNICA
DS Autogomas Sinfín: Jorge Villamarín, Samuel Ibáñez; Diego Muñiz (3), Javier Valverde, Nikolai Herrero (3), Iván Amarelle (3), Alberto Pla (4), Alejandro B. Barco (3), Cristian Postigo (6), Carlos Lastra, Héctor Sola (1), Rubén Carvajal (), Leo Alonso, Ignacio Valles (6) y Tarik Kasumovic .

Balonmano Torrelavega: Murillo Santana, Pablo Salvarrey; Edu Fernández (2), Vicente Benito (3), Pepe Oliver (3), Saúl Campo (1), Genio González (4), Dalmau Huix (4), Sergio Rodríguez, Ramiro Merino (1), Marcos Dorado (5), Antón Setién, José Carlos Hernández (5) Alan Villalobos (2) y Nico Colunga (1).

Parciales
2 – 2, 4 – 5, 5 – 6, 8 – 10, 11 – 13, 12 – 15 descanso
13 – 18, 16 – 21, 18 – 24, 22 – 26, 25 – 28, 29 – 31 final

Árbitros

Álvaro García y Juan María Sanmartín, del C.A. de Andalucía.