Balonmano Torrelavega

El mejor derbi de la historia

Si a dos equipos en un momento de forma extraordinario, le sumas dos entrenadores que se conocen perfectamente y un respaldo unánime por parte de ambos municipios tendríamos un buen partido de balonmano. Pero si a esa fórmula le añades una dosis de rivalidad regional, más de mil aficionados en la grada y decenas piques sanos entre ambas plantillas nos encontramos con el mejor partido de balonmano que se puede ver en Cantabria. Tercero contra quinto. Seguramente el derbi cántabro más abierto de todos los que se han disputado hasta la fecha.

El Balonmano Torrelavega recibe al DS Autogomas Sinfín mañana, a partir de las 18:30 horas, en el Vicente Trueba. Un derbi que, por primera vez en la historia, llega con los dos equipos cántabros inmersos en la misma batalla: la pelea por el play off de ascenso a la liga ASOBAL. A día de hoy, tan solo hay dos puntos de diferencia entre ellos. Una diferencia mínima, más aún si tenemos en cuenta que el conjunto de Reñones tiene un partido aplazado por disputar.

La igualdad es total entre ambas escuadras y no se esperan excesivas sorpresas tácticas. Soto y Reñones saben perfectamente cómo juega su adversario y qué facetas deben dominar si quieren salir airosos del derbi. Entre ellas, sobresale el ritmo del juego. Los naranjas apostarán por un partido rápido, con muy poca pausa, en el que puedan hacer valer la profundidad de su plantilla.

El Balonmano Torrelavega llega al choque en el mejor momento de la temporada. Tras encadenar cuatro victorias consecutivas, el grupo ha crecido en confianza y solidez. Pese a todo, en el seno del vestuario local, nadie espera un partido sencillo. Menos aún, tras la victoria torrelaveguense en el partido de la primera vuelta disputado en la Albericia. Detener la conexión de Valles con Herrero Lon, impedir correr a los extremos y vigilar de cerca a lanzadores como Tasumovic o Amarelle serán aspectos importantes para que la victoria se quede en casa.

Alberto Pérez, lesionado de larga duración, Alan Villalobos, que está recuperándose de una dolencia en la rodilla, serán los únicos ausentes en la escuadra de Diego Soto en un partido en el que se espera la mejor entrada de la temporada en el Trueba.