Balonmano Torrelavega

Tu corazón, nuestro orgullo. Eterno 18

Los apelativos son algo habitual dentro del mundo del deporte. Es raro que los aficionados no tengan algún mote para definir a los jugadores más carismáticos de cada escuadra. En el Balonmano Torrelavega hay varios, pero uno de ellos sobresale con identidad propia.

Alberto Pérez y Jesús Sánchez.

Cuando a uno le llaman “El Corazón del Pinta” es porque ha hecho muchas cosas bien. La primera y principal dejarse la piel por su camiseta. Cualquier que haya visto jugar a Alberto Pérez sabe que siempre antepuso su equipo a su propia integridad física. El parqué del Trueba ha sido testigo de cientos de acciones heroicas y gestos para el recuerdo.

Quizá por eso nadie quiso perderse el homenaje que se le tributó al “18” naranja ante del partido que despedía el curso liguero en casa. La fortaleza física del menor de los Pérez jamás ha escondido una humanidad tan grande como sus músculos.

El lateral torrelaveguense recibió ayer tres regalos. Los tres igual de sentidos. Los tres igual de justos. El Ayuntamiento de Torrelavega le concedió un cuadro recordatorio de su paso por el club. Jesús Sánchez, concejal de Deportes y habitual en la grada del Trueba, entregó a Pérez ese reconocimiento.

Después llegó el momento de su hermano y la directiva. Los responsables del club naranja elaboraron un montaje fotográfico con las imágenes más icónicas Alberto Pérez a lo largo de sus 23 años en el club.

Balonmano Torrelavega
Jorge Pérez y Alberto Pérez

Una composición con fotos de todas las temporadas, campañas de captación de abonados, imágenes fuera de la pista y, sobre todo, repletas de amigos. Por último, Genio González entregó a su todavía compañero una camiseta firmada por parte de todos los jugadores de la plantilla.

Una camiseta que Alberto Pérez ha podido defender durante siete jornadas esta campaña. Las que pudo disfrutar antes de que una inoportuna lesión de rodilla precipitase la retirada de la “última estrella del rock” en el firmamento naranja.

 

Balonmano Torrelavega
Jorge Pérez, Alberto Pérez y Genio González

Alberto Pérez recibió emocionado los tres reconocimientos sin saber que le restaba por conocer uno más.

Se trata de una carta que ha escrito Diego Cadelo, canterano del BMT e internacional junior. El texto resume a la perfección lo que ha sido Alberto Pérez en el club

Carta de un canterano a Alberto Pérez

Después de ver tu carta de despedida, y emocionarme con ella, me viene a la cabeza algunos detalles que me gustaría que toda la cantera, el mundo del balonmano y todos los deportistas, supiesen.

Conocía tu nombre, te vi jugar en varias ocasiones, claro de los últimos años. Siempre eras simpático con los chicos de la cantera que saltábamos a la pista en el descanso o andábamos por allí… Pero un día con 16 años, empecé a entrenar con la primera plantilla, asustado, cortado, no sé… el caso es, que sin preguntarte nada, siempre estabas ahí, es como si leyeras mi cabeza; me ayudabas a interpretar alguna broma, como es un vestuario de mayores, etc. Siempre me animaste, me enseñaste, me motivaste…

Un día me puse a mirar tu curriculum y me quedé asustado. Además de representar a Torrelavega, a Cantabria y de jugar en ASOBAL, has sido más de 50 veces internacional, has representado a España con promesas, juveniles, senior. Y tú siempre tan humilde.

Me dio mucha pena el día de la última grave lesión, yo estaba cerca, a 10 minutos del final del entreno. La lesión que no te dejó despedirte desde la pista. ¡Qué pena! Sabía que te iba a echar en falta…

¡No pasa nada máquina! Ahora seguirás siendo un lujo para para nuestra cantera, e importantísimo, para el balonmano de Cantabria, y seguro que de España.

Tu hermano Jorge, (¡otro máquina!) tiene que estar orgulloso de haberte metido el balonmano en la sangre y que hayas llegado hasta aquí.

Me despido Alberto. Esto va para tu hijo: Matías, estamos orgullosos de tu padre. ¡Yo, quiero ser como el!

Diego Cadelo Zatón.