BM. Torrelavega

Balonmano Torrelavega

El Balonmano Torrelavega también sabe sufrir

El Balonmano Torrelavega sacó adelante un partido muy trabajado ante el Vestas BM Alarcos Ciudad Real. Los de Mozas se rehicieron de un parcial de 0 – 9 que hizo tambalearse al equipo. Sin embargo, empujados por un Trueba implicadísimo desde el principio, los cántabros supieron rehacerse para mantenerse invictos en lo que llevamos de temporada.

Con un calor sofocante, el partido comenzó tan parejo como se esperaba. Sobre el parqué, dos equipos que venían de ganar en la jornada anterior. En la grada, muchas ganas de ver en acción a un Balonmano Torrelavega que desborda ilusión. El choque comenzó determinado por las defensas. Ambas en 6 – 0. Sin embargo, con Pepe Oliver y Borja Lombilla en el centro, los naranjas eran mucho más móviles que los pupilos de Javi Márquez. Así, gracias también a un Murillo Araújo sobresaliente y a un Genio González inmerso en una segunda juventud, los de Mozas no tardaron en tomar la iniciativa en el electrónico. Pepe Oliver hacía el 5 – 2.

Los visitantes reaccionaron tímidamente de la mano de Beret y Díaz pero la iniciativa era local en todo momento. La exclusión de Borja Lombilla, en el minuto 12, se presentaba como la primera amenaza para el planteamiento naranja. Sin embargo, los torrelaveguenses hicieron de la necesidad virtud. Dos tantos consecutivos de un inspirado Edu Fernández disparaban al Balonmano Torrelavega (8-4) y provocaban el primer tiempo muerto del choque.

Borja Lombilla se mostró imperial en labores defensivas y el Balonmano Torrelavega dispuso de una oportunidad para incrementar su renta. Sario fue excluido cuando los naranjas estaban cuatro tantos por delante. Saúl Campo y Jano Racero se lanzaron a tumba abierta a buscar más tantos y lo consiguieron. A pesar de marrar algunas acciones claras, los dos laterales de refresco pusieron en pie a la grada con sendos goles. Era el 11 – 6.

Balonmano Torrelavega
José Carlos Hernández

Con Murillo Araújo aburriendo a todos los lanzadores visitantes y la segunda unidad local sobre la pista, el partido dio un giro de 180 grados.. En parte porque Batán y Gerardo García fueron excluidos. El Vestas BM Alarcos no desaprovechó la ocasión. Del 12 a 7 se pasó a un 12 – 10 merced a los tantos de Da Silva, Vidal y Negrete. El tiempo muerto de Mozas era una necesidad. Sin embargo, el bache naranja no había tocado fondo. Urain igualaba a 12 y Da Silva ponía a los manchegos por delante a falta de un minuto para el descanso. Tras recibir un parcial de 0-7, al Balonmano Torrelavega le salvó la campaña con 12 – 14.

Que Roberto Rodríguez parase un penalti nada más comenzar no hacía presagiar nada bueno. De hecho, los pupilos de Javi Márquez lograron incrementar un poco más el parcial. Cuando Nico Colunga salió al rescate, el marcador era de 13 – 16. Roto el maleficio, los cántabros se encontraron con la segunda exclusión de Lombilla en la acción siguiente. En ese momento crítico, Genio González tiró de galones para forzar una exclusión y provocar un penalti que transformó Antón Setién. Ya llovía menos. Menos aún cuando los de Mozas, ahora con Krimer en la portería, volvieron a encontrar la intensidad en defensa. Una vaselina de José Carlos Hernández establecía el 18 – 19 y enloquecía al Vicente Trueba.

El empate estaba a tiro y Genio González no estaba dispuesto a dejar pasar la ocasión. Con una finta antológica quebró a su par y provocó un penalti que él mismo mando a la mallas. La emoción estaba servida. Sobre todo porque Roberto Rodríguez, el meta visitante, estaba empeñado en mantener con vida a su equipo. El cancerbero sacó una pelota a bocajarro cuando José Carlos Hernández ya cantaba un nuevo gol. Sin embargo, el extremo asturiano se sacó la espina poco después, con un golazo que provocó el tiempo muerto de Márquez.

Cuando el choque entró en el cuarto de hora definitivo, el Balonmano Torrelavega mandaba por uno, 21 – 20. La grada sabía lo que estaba en juego y apoyaba más que nunca. Sobre todo, cuando Nico Colunga se escapó de su defensor para lanzar una vaselina tan bonita como precisa. El joven central del BMT estaba on fire. Hizo dos seguidos, defendía de avanzado y hacía jugar a sus compañeros. Pepe Oliver marcaba el 24 – 21.

Sin embargo, un par de errores puntuables fueron aprovechados por Brian Negrete para empatar a 24. Tres contras fulgurantes que apagaron momentáneamente la caldera del Trueba y provocaron el tiempo muerto local. Había un partido nuevo. Uno de diez minutos que descorchó Saúl Campo con un zambombazo desde lejos. Ambos equipos intercambiaron goles durante tres tensos minutos, con Campo como ejecutor en el bando local. Sujetar a Da Silva se convirtió en una prioridad y, en este sentido, la fortuna de alió con el Balonmano Torrelavega. Un balón dividido cazado por Borja Lombilla derivó en un golpe a destiempo del lateral. Dos minutos de libro.

Con todo a su favor, un gol marcado con el corazón por el Guerrero Oliver acercaba la victoria. Más aún cuando Murillo Araújo sacó una lanzamiento rapidísimo de Díaz. Pero no estaba todo dicho ni mucho menos. Una falta en ataque y un gol de Medina ponían el partido de nuevo en alero. Ahí emergió el meta brasileño del BM Torrelavega para detener con un pie milagroso el lanzamiento del empate manchego.

Tras dos goles rápidos, uno por bando, llegó una jugada llamada a decidir el choque. Un lanzamiento por elevación de José Carlos Hernández que astilló el poste antes de colarse dentro del arco. 30 – 28 y tiempo muerto Márquez. La pizarra manchega optó por un cañonazo lejano de Sario que salió muy desviado. Así, con otro tiempo de Mozas de por medio y una palomita salvadora de Araújo, el marcador no volvió a moverse. De este modo, el Balonmano Torrelavega encadena su segunda victoria consecutiva de la temporada y demuestra que también sabe sufrir.

FICHA TÉCNICA

BM Torrelavega. Murillo Santana, Marco Krimer; Edu Fernández (2), Antón Setién (3), Pepe Oliver (9), Saúl Campo (4), Jorge Prieto (2), Genio González (1), Gerardo García, Duarte Batán, Borja Lombilla, Isidoro Martínez, Sergio Rodríguez (1), Alejandro González Racero (1), José Carlos Hernández (4) y Nicolai Colunga (3).

Vestas BM Alarcos Ciudad Real. Roberto Rodríguez, Francisco Revuelta; César Beret (1), Juan Antonio Sario, Victoriano Gómez (1), Juan Manuel Lumbreras (2), Gonzalo Almansa (1), Manuel Díaz (3), Asier Urain (2), Martín Molina (2), Juan José Serrano, Francisco Vidal (3), Brian Negrete (5), James Lewis Parker (2), Alejandro Plaza (), y Josh da Silva (6).

Parciales

2 – 2, 6 – 4, 8 – 4, 10 – 6, 12 – 9, 12 – 14 descanso

14 – 17, 17 – 18, 20 – 20, 24 – 23, 27 – 26, 30 – 28 final

Árbitros: Juan José Gude Prego y Carlos Javier Gude Prego, del colegio vasco. Antes del partido se guardó un minuto de silencio en memoria de la golfista Celia Barquín y de los jugadores juveniles de Granollers fallecidos recientemente en accidente de tráfico.

Ir arriba