BM Torrelavega

Victoria de carácter

El Ford Alisauto BM Torrelavega tuvo que sacar a relucir su gen competitivo para derrotar al Handbol Bordils en el Vicente Trueba. Tras llegar a mandar por seis en el ecuador de la segunda parte, los cántabros se vieron abocados a un final agónico en el que los goles de José Carlos Hernández y las paradas de Murillo Araújo resultaron determinantes.

El Ford Alisauto BM Torrelavega saltó al parqué del Trueba decidido a cimentar su victoria desde atrás. Ni tan siquiera la tempranera (y rigurosa) exclusión señalada a Lombilla lastró la producción defensiva de los naranjas. Sin embargo, el ataque comenzó con menos clarividencia y eso provocó que Handbol Bordils se hiciera con el mando del partido. Bajo la batuta de Francesc Reixach, Los fundamentos técnico-tácticos de los jugadores catalanes salían a relucir para mandar la bola a las mallas defendidas por Krimer. El central hacía el 1 – 5 con un lanzamiento a ras de suelo, que se coló ajustado al poste izquierdo. Sin embargo, el problema más grave estaba en la otra parte de la cancha. Los naranjas caían en el entramado defensivo de Cataraín sin encontrar opciones clara batir a Jordi González.

Tras un tiempo muerto de Mozas, José Carlos Hernández y un extra motivado Edu Fernandez firmaron tres dianas consecutivas que acercaban a los cántabros. El tiempo muerto cambio de bando. Y es que la situación sobre la cancha había dado un giro de 180 grados. La irrupción de Murillo Araujo se convirtió en el acicate que necesitaba la zaga para traducir la intensidad en recuperaciones. Oriol Márquez frenó la sangría cuando el parcial era de 4 – 0.

Sin embargo, en la acción posterior, el pivote visitante fue excluido por zancadillear involuntariamente a Edu Fernández. Los cántabros no pudieron aprovechar la superioridad para voltear el marcador pero estuvieron mucho más finos cuando Prat fue sancionado dos minutos por agarrar a Fernández. Parcial de 3 – 0 rubricado con un tanto de Lombilla desde su propia cancha.

Los 300 aplaudidores naranjas batían con fuerza en una grada entregada ante la remontada local. Prieto firmaba el 10 – 8 con un gol fabricado a base de potencia. Para entonces, Handbol Bordils ya había recuperado a lo excluidos. El choque rezumaba ritmo, intensidad e igualdad. Los blanquiverdes sacaban petróleo de su conexión con el pivote mientras que los locales apostaban por un juego mucho más coral. Ramiro Merino hacía el 11 – 10. Tras una nueva intervención de Murillo Araújo, Handbol Bordils planteó una mixta sobre el central naranja. La variante de Cataraín dio resultado y el choque se marchó empatado a los vestuarios.

BM Torrelavega
José Carlos Hernández.

Tras el intermedio, el Ford Alisauto BM Torrelavega cambió de director de juego para darle la batuta a Isi Martínez. El joven central leonés imprimió una velocidad adicional a la transición ataque defensa y se encargó de liderar los mejores minutos de los cántabros en el partido. José Carlos Hernández hacía el 15 – 13 cuando únicamente habían transcurrido tres minutos. Una mano milagrosa de González cuando Jorge Prieto ya cantaba el gol precedió el esperado tiempo muerto visitante.

Después de un gol por cada bando, Pepe Oliver fue excluido por golpear el rostro de Esteve Ferrer. La decisión fue tan sumamente rigurosa que los árbitros compensaron con otra similar en la otra parte de la cancha. El damnificado fue Ignacio Moreno. Entre tanto, la renta naranja se elevó a tres goles cuando Borja Lombilla culminó una contra bien llevada por Martínez. Los cántabros estaban desatados y se hincharon a marcar contragolpes. Prieto se sacó la espina de la acción anterior para firmar el 20 – 15. La galerna naranja se cernía sobre un Handbol Bordils que en un abrir y cerrar de ojos se vio seis goles por detrás. Para colmo de males verdiblancos, Murillo Araújo se convirtió en una muralla con muy pocas fisuras. El brasileño levantó a la grada con una mano providencial en un contra y desviando un penalti con la rodilla.

Tras el buen resultado que cosechó en la primera parte, el técnico visitante recurrió de nuevo a la mixta. En este caso, sobre Martínez. Pero el Ford Alisauto BM Torrelavega ya se había aprendido esa lección. Fernández y Prieto hicieron saltar por los aires el planteamiento. Sin embargo, los naranjas perdieron un poco el ritmo de los minutos anteriores. En parte porque Sergio Rodríguez fue excluido. El caso es que Handbol Bordils logró un parcial de 0 a 4 que provocó el tiempo muerto de Mozas. Las alarmas naranjas se encendieron la máximo cuando Ferrer firmaba el 24 – 22 y los árbitros dejaban sin castigo una situación clara de dos minutos sobre Martínez. Al Ford Alisauto BM Torrelavega le tocaba ponerse de nuevo el mono de trabajo. Ferrer empató a 24 y planteó un partido nuevo con tan solo cinco minutos por jugarse.

En el tramo definitivo, Nico Colunga provocó la exclusión de Vilanova y allanó el camino naranja. Ni la exclusión compensatoria señalada sobre Oliver frenó el ímpetu de los de Mozas. Colunga se inventó un pase al extremo que José Carlos Hernández convirtió en arte. Era el 26 – 24. Los tres últimos minutos fueron de infarto. Reixach tensaba la cuerda y obligaba a los cántabros a un último esfuerzo. Con 26 – 25, Mozas pidió tiempo muerto para diseñar una jugada llamada a resolver el partido. Quedaban 54 segundos y fueron de alta tensión. En primer lugar, los árbitros señalaron unos pasos inexistentes a José Carlos Hernández que brindaban la oportunidad de empatar a los visitantes. Con los nervios a flor de piel, la pareja de colegiados señaló un golpe franco que derivó en una discusión entre Murillo Araújo y Vilanova que se saldó con una exclusión y un lanzamiento con dos segundos para el final. Pou se elevó por encima de los brazos locales pero Murillo desvió la pelota lo justo para dejar los puntos en casa.

FICHA TÉCNICA

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer; Edu Fernández (3), Pepe Oliver (2), Jorge Prieto (3), Genio González, Gerardo García (), Duarte Batán, Borja Lombilla (2), Isidoro Martínez (3), Sergio Rodríguez (2), Ramiro Merino (1), Alejandro González Racero, José Carlos Hernández (10) y Nicolai Colunga .

Handbol Bordils. Jordi González, Joan Comas; Francesc Reixach (4), Oriol Márquez (5), Marc Combis, Marc Prat, Marc Canyigueral (1), Ignacio Moreno (3), Pep Reixach (3), Esteve Ferrer (7), Carles Pou (1) y Adriá Fornes (1).

Parciales

1 – 2, 1 – 5, 5 – 7, 9 – 8, 11 – 10, 12 – 12 descanso

16 – 14, 21 – 15, 24 – 17, 24 – 21, 24 – 24, 26 – 25 final

Árbitros. Bernardino Fernández y Raúl Rodríguez (C.A. Madrid)