BM Torrelavega

Éxtasis naranja en el Trueba

El Ford Alisauto BM Torrelavega despidió 2018 ganando al líder de la categoría y ha comenzado 2019 exactamente igual. Tras derrotar a Viveros Herol BM Nava en el último compromiso del año pasado, los de Álex Mozas se han dado el gustazo de superar al Barça B Lassa en su regreso a la competición liguera. En un partido repleto de alternativas, los cántabros fueron capaces de recuperar seis goles de desventaja ante los culés para acabar imponiéndose por dos.

Con el ambiente de las grandes ocasiones en el Vicente Trueba, el partido se planteó tal y como se esperaba: transiciones rapidísimas y muchas ganas de agradar en el primer encuentro del año. La verticalidad del líder no tardó en proporcionar cierta ventaja al conjunto de Roi Sánchez. Una parada de Forns propició un tanto meteórico de Adriá León desde el pivote. Una de las premisas del choque era evitar ese juego tan dinámico de los culés y para eso hacía falta minimizar las pérdidas de balón. Edu Fernández hacía el 3 – 2 con un lanzamiento al corto. Sin embargo, cada acción que no terminaba en el fondo de la malla visitante se convertía en una transición meteórica contra la meta de Krimer. Los tantos consecutivos de Klein, León y Dicou suponían el 3 – 6 y obligaban a Mozas a detener por primera vez el partido.

La llamada al orden del técnico local surtió efecto y el Ford Alisauto BM Torrelavega castigó a su adversario con su propia medicina. Un vuelo de Antón Setién desde la esquina y dos dianas de Pepe Oliver tras pase de Nico Colunga devolvían la igualdad al partido. El paso de los minutos no mermó el ritmo de un choque realmente vistoso. A un lanzamiento soberbio de Knorr, que limpió la escuadra de Krimer, le siguieron dos acciones individuales de Nico Colunga que pusieron en pie a la grada. Dos fintas marca de la casa culminadas con snedos cañonazos imparables. Los naranjas se ponían por delante por primera vez y eso incremento la intensidad local en todos los aspectos del juego. Un hiperactivo Tate Batán recuperó una pelota para que Edu Fernández fusilará a Forns, 9 – 7.

BM Torrelavega
Jose Carlos Hernández.

El tiempo muerto cambio de banquillo y el Barça B Lassa igualó el contienda en un abrir y cerrar de ojos. La entrada en pista de la segunda unidad del Ford Alistauto BM Torrelavega arrancó con el debut de Dani Hernández y un gol a ras de suelo de Jano Racero. El choque entró en una fase de intercambio de dianas, en la que ninguno de los dos conseguía dominar con claridad a su adversario.

Cuando restaban 8 minutos para el intermedio, Pepe Oliver fue excluido por derribar a un adversario. Los jugadores del Barça B Lassa aprovecharon la ausencia del techo naranja despegarse ligeramente en el marcador. Vaillo culminó un parcial de 0 a 3, que dejó por el camino dos buenas intervenciones de Forns. El Ford Alisauto BM Torrelavega acusó el golpe y, una vez restablecida la igualdad, la renta no decreció. Es más, lo jóvenes jugadores culés habían olido la sangre y se ensañaron con la portería de Krimer. Un rebote afortunado permitió a Edu Fernández acabar con la sangría y dejar a los cántabros cuatro por detrás al descanso.

El paso por el vestuario trajo una nueva oleada anotadora de los visitantes. Un parcial de 1 a 3 que enfrió de golpe los ánimos de un Trueba con ganas de más. Edu Fernández se echó el equipo a la espalda y anotó dos tantos consecutivos. Sin embargo, dos pérdidas consecutivas naranjas se transformaron en acciones claras contra Krimer y en un tiempo muerto inevitable por parte de Mozas. El Ford Alisauto BM Torelavega necesitaba ser más preciso y mucho más intenso en el repliegue si quería tener opciones de victoria. José Carlos Hernández en dos ocasiones y Nico Colunga devolvían la fe al conjunto cántabro. El parcial era de 3 – 0, con un Krimer muy entonado y la grada deseando creer en la remontada. La calidad de Knorr rescató al Barça B Lassa cuando más flojeaba el equipo culé.

BM Torrelavega
Marco Krimer

Sin embargo, los de Mozas habían elevado el listón de la intensidad y no estaban dispuestos a bajarla. Liderados por un José Carlos Hernández imperial y un sublime Nico Colunga, los cántabros fueron poco a poco limando goles a su adversario. Genio González hacía el 24 – 26. La entrada del veterano central en el partido fue determinante. En la siguiente acción, desbordó por velocidad a su par y culminó la acción con un lanzamiento en semi-vaselina.

Con 25 – 26 el Barça B Lassa recurrió a sus mejores armas para intentar no dejarse alcanzar. Sin embargo, Genio González estaba desatado. Otra finta maravillosa le abría el camino para mantener a los suyos a un solo gol. Sin embargo, el Barça B Lassa mantenía con solvencia el pulso anotador. Hacía falta recuperar dos pelotas seguidas para tener opciones de igualar y una parada inverosímil de Marco Krimer abría la veta a la esperanza local. Una oportunidad que Edu Fernández transformó en el empate a 29.

Quedaban siete minutos para el final. Con el Trueba apretando más que nunca, Krimer detuvo con el alma un lanzamiento a Dicou y José Carlos Hernández voló desde el córner para poner a los cántabros uno por encima. El Barça B Lassa estaba cariacontecido ante un rival que iba de menos a más. Con los árbitros amenazando pasivo, Knorr estrelló la pelota en el poste. Los de Mozas tenían pelota para poner dos goles de margen en el electrónico y no la desaprovecharon. Genio González recogió la pelota, desbordó a su par y fusiló a Forns. cambiándose la pelota de mano. Quedaban 3:20 para el final y todo se ponía de cara para los locales.

Edu Fernández

Sin embargo, en una decisión controvertida, los árbitros decidieron excluir a José Carlos Hernández. Diocou aprovechó la ocasión y comprimió el marcador. Los culés salieron a defender toda la pista pero, tras un tiempo muerto de Mozas, Jorge Prieto se inventó una finta tras bote que permitía al extremo mandar a la malla la pelota.

Como era de esperar, el Barça B Lassa corrió para batir a Krimer y Knorr lo consiguió. Cuando más apretaba el marcador y más necesario era anotar, Jorge Prieto demostró que en este equipo nadie entiende de presión. Como si fuera un lateral, el extremo cogió los pasos desde lejos para meter la pelota entre el poste y el pie de Forns. Un golazo que levantó a los 1.500 aficionados de un Trueba enloquecido. Dicou se empeño en añadirle más picante al final del choque. Su gol significaba el 34 – 33 cuando había 50 segundos por delante.

Los nuestros necesitaban anotar para amarrar la victoria y no fallaron. La pelota le llegó a Edu Fernández para fusilar la meta culé y hacer estallar la grada del Trueba. La fiesta fue completa cuando Marco Krimer atrapó con las dos manos el último intento visitante por disputar el partido. Al final, el 35 – 33 definitivo premia el esfuerzo de un Ford Alisauto BM Torrelavega que volvió a demostrar un carácter competitivo fuera de la normal.

FICHA TÉCNICA
Ford Alisauto BM Torrelavega. Josema Urrutia, Marco Krimer; Edu Fernández (7), Antón Setién (1), Pepe Oliver (3), Jorge Prieto (4), Genio González (5), Duarte Batán, Borja Lombilla, Isidoro Martínez (1), Sergio Rodríguez, Ramiro Merino, Alejandro González Racero (2), José Carlos Hernández (8), Dani Hernández y Nicolai Colunga (4).

Barça B Lassa. Jorge Pérez, Gerard Forns ; David Roca (2), Iosif-Andrei Buzle, Adriá León (4), Juri Knorr (5), Pau Oliveras, Mark-Daniel Bodor (1), Oriol Blanco, Mamadou Diocou (6), Ramón Suarez (2), Eduardo Calle (2), Joaquim Vaillo (3), Jannek Klein (2), David Estepa (2) y Alex Pascual (4).

Parciales
1 – 3, 3 – 5, 8 – 7, 11 – 11, 13 – 16, 14 – 18 descanso
17 – 22, 20 – 24, 22 – 25, 25 – 28, 31 – 30, 35 – 33 final

Árbitros. Alejandro Hoz y Axel Riloba (C.A. Cantabria)