BM Torrelavega

Un punto que sabe a gloria

El Ford Alisauto BM Torrelavega se marchó de vacaciones tras conseguir un punto en la pista de Bordils. En un partido dominado por las defensas, los de Mozas arañaron un empate que les permite incrementara siete su ventaja respecto al séptimo clasificado, que ahora es un enchufadísimo Blasgon y Bodegas Ceres Villa de Aranda.

Desde el inicio del choque, los cántabros tuvieron claro que iban a necesitar trabajar de lo lindo para sacar algo positivo del pabellón Blanc i Verd. Los locales estuvieron más acertados en el tramo inicial y no tardaron en despegarse en el marcador. Los pases filtrados al pivote y la movilidad de la primera línea catalana incomodaban al 6 – 0 naranja. Además, en el otro lado de la pista, una par de pérdidas de balón y una intervención meritoria de Jordi González lastraban la competitividad visitante.

Esteve Ferre movía con inteligencia las piezas verdiblancas y los de Cataraín lo agradecían. El central hacía el 5 – 1 en una transición rápida. El Ford Alisauto BM Torrelavega necesitaba reaccionar y lo hizo a partir de un par de tantos de Pepe Oliver y una vaselina perfecta de Dani Hernández. Es verdad que los de Mozas nunca le perdieron la cara al choque pero es igualmente cierto que nunca lograron ponerse por delante en el electrónico. Una nueva diana de Ferrer unida a un lanzamiento de Canyigueral obligaron al técnico naranja a solicitar tiempo muerto.

Tal y como sucedió en el partido del Trueba, el estilo de juego de Handbol Bordils le estaba causando muchos problemas a los cántabros. Con Pepe Oliver excluido, Pep Reixach hizo dos tantos consecutivos que encendían todas las alarmas del Ford Alisauto BM Torrelavega. A los nuestros les hacía falta reaccionar y encontraron una vía para hacerlo en la exclusión de Joan Vilanova. Con Nico Colunga a los mandos del ataque, los visitantes lograron un parcial de 0 a 4 que les devolvía de lleno a la lucha por el partido. Un cañonazo de Edu Fernández ante el que nada pudo hacer González dejaba el tanteador en empate a 13 después de los primeros 30 minutos.

El segundo acto comenzó de la peor forma posible para los intereses torrelaveguenses. Parcial de 4 – 0 y tiempo muerto de Mozas para intentar enderezar la situación. Con 17 – 13, un expeditivo José Carlos Hernández mostró a los suyos el camino de la remontada. El extremo finalizó una jugada colectiva con un lanzamiento el corto magnífico. Además, en la acción posterior, Krimer sacó una pelota increíble en un lanzamiento a bocajarro e Isi Martínez penetró hasta seis metros para dejar la ventaja catalana en solo dos tantos. Por delante, 22 minutos de intensidad en los que el Ford Alisauto BM Torrelavega no terminaba de alcanzar a su rival. Bien las intervenciones de un González o bien los errores propios obligan a los de Mozas a un esfuerzo más en cada acción. Un lanzamiento en rectificado de Canyigueral suponía el 19 – 17 cuando el choque encaraba su tramo definitivo. Una situación que se tornó más complicada si cabe cuando Ferrer se empeñó en redondear su gran actuación con dos goles que daban a los suyos medio partido. El primero fue culminando un fly colgado desde el extremo. El segundo, tras una salida por el punto fuerte ante la que nada pudo hacer Krimer. 21 – 18 con ocho minutos por disputarse.

Sin embargo, este Ford Alisauto BM Torrelavega volvió a demostrar que tiene un carácter a prueba de cualquier situación. Prieto se coló entre 1 y 2 para acortar la diferencia. Tras una pérdida por cada bando, Jordi González detuvo dos lanzamientos, uno a Edu Fernández y otro a Dani Hernández, que mantenían a los suyos dos arriba con tres minutos por disputarse. En ese instante, Borja Lombilla provocó una falta ofensiva que brindó a los suya una nueva oportunidad. Esta vez, la pelota circuló bien y llegó a José Carlos Hernández con el espacio suficiente para que el extremo izquierdo ejecutase al “paralotodo” González.

Los naranjas iban lanzados a por un partido que habían tenido casi perdido. Krimer detuvo a dos manos un tiro de Canyigueral y Hernández volvió a demostrar su temple con una rosca maravillosa. Empate a 21 a falta de 80 segundos. Cataraín paró el partido para diseñar una jugada ofensiva que terminó en un 2 contra 2 con el pivote. Masmiquel se revolvió en seis metros y, aunque su lanzamiento lo detuvo Krimer, el árbitro señaló una pena máxima muy rigurosa. Pep Reixach asumió la responsabilidad pero su lanzamiento rebotó en el larguero y los cántabros se hicieron con el rechace.

El tiempo muerto cambio de bando. Mozas y los suyos disponían de una posesión y 13 segundos para hacerse con los dos puntos. Los torrelaveguenses circularon por fuera e intentaron un balón colgado que José Carlos Hernández no llegó a recibir. Gracias a este resultado, el Ford Alisauto BM Torrelavega encara el parón de Semana Santa con siete puntos de ventaja sobre el séptimo clasificado cuando únicamente restan cuatro partidos por disputarse.

 

FICHA TÉCNICA

Handbol Bordils. Jordi González, Joan Comas; Sergi Mach (1), Francesc Reixach (1), Marc Combis, David Maso, Joan Vilanova, David Masmiquel (2), Marc Canyigueral (5), Pep Reixach (5), Esteve Ferrer (7), Ferrán Pou y Carles Pou.

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer; Edu Fernández (2), Antón Setién, Pepe Oliver (3), Jorge Prieto (2), Genio González (1), Gerardo García, Duarte Batán (1), Borja Lombilla, Isidoro Martínez (1), Sergio Rodríguez, Alejandro González Racero (1), José Carlos Hernández (7), Dani Hernández (1) y Nicolai Colunga (2).

Parciales

3 – 1, 7 – 4, 9 – 6, 11- 8, 13- 11, 13 – 13 descanso

16 – 13, 17 – 15, 18 – 17, 19 – 18, 21 – 19, 21 – 21  final

Árbitros. Pedro Cubas y Gabriel López (C.A. C. Valenciana)