BM Torrelavega

El récord tendrá que esperar

El Ford Alisauto BM Torrelavega cerró la liga regular con una derrota en la pista del Barça B Lassa. En un choque intrascendente para ambas escuadras, los de Mozas sucumbieron ante la capacidad ofensiva del filial culé. A pesar de la derrota, los naranjas han terminado esta parte de la competición igualando el récord de puntos histórico y consiguiendo la mejor clasificación del club en la categoría hasta la fecha.

Tal y como se preveía, el partido tuvo un ritmo frenético desde el inicio. Sobre la pista del pabellón Joan Gamper, dos de los equipos que más y mejor corren de la categoría. Así, tras unos primeros minutos con imprecisiones por parte de ambas escuadras, los Álex Mozas tomaron la delantera en el electrónico. Edu Fernández, bien apoyada por Jano Racero lideraba el ataque de los cántabros que, en el minuto 7:25, vencían por 4 – 5. Los de Roi Sánchez respondían con eficacia a cada gol anotado por los visitantes.

Sin embargo, un par de pérdidas del Ford Alisauto BM Torrelavega desencadenaron un parcial de 4 – 0 en menos de dos minutos. Dicou era un puñal por la derecha y la defensa abierta del filial blaugrana comenzaba a hacer estragos en el equipo naranja. Cuando parecía que el Barça B iba poner velocidad de crucero para hacerse con el partido, José Carlos Hernández convirtió tres dianas de forma consecutiva. Dos vuelos desde la izquierda y una contra tras robo dejaban las cosas 10 – 8 después de los primeros trece minutos.

Sin embargo, los culés tenían una marcha más. La intensa semana de trabajo por la que habían transitado los naranjas y el viaje a Barcelona el mismo día del choque comenzaron a pesar sobre las piernas de la plantilla cántabra. Los locales se movían con una renta a favor que oscilaba entre los dos y los tres goles. Un tanto de Dani Hernández justo sobre la bocina del descanso dejaba las cosas en 19 – 17 tras el primer acto.

La segunda parte comenzó con una avalancha de goles local. Klein, Knorr y Dicou lanzaban a los suyos hacia un parcial demoledor. Ni el tiempo muerto de Mozas sirvió para detener una sangría que se vio facilitada por una exclusión de Edu Fernández. En ese instante, Alex Pascual se sumó al festival anotador de su equipo para elevar el parcial hasta 6 – 0. Pepe Oliver salió al rescate con dos tantos pero el marcador ya era muy adverso para los naranjas. Pascual hacía el 27 – 19 en el 36.

El central del filial culé demostró sobradamente que tiene un futuro más que prometedor en este deporte. Jugó e hizo jugar a los suyos en un partido en el que demostraron tener una capacidad anotadora tremenda. El alemán firmaba el 32 – 22 en una transición meteórica. Con una diferencia tan grande, el Ford Alisauto BM Torrelavega se lanzó sin complejos a intentar la heroica. Un parcial de 1 – 4 daba un poco de resuello a los naranjas.

Tras un tiempo muerto de Mozas, el Ford Alisauto BM Torrelavega decidió abrir un poco más entramado defensivo con el objetivo de salir a tocar un poco más arriba a los lanzadores locales. Tate Batán y Borja Lombilla imprimieron movilidad a un zaga que no tenía reparos en salir hasta nueve metros a dificultar a su adversario. Apoyados en ese planteamiento, Cadelo se encargó de lanzar a los suyos en busca de una remontada que seguía siendo más que complicada. El cuarto gol del canterano alimentaba la esperanza naranja (35 – 30).

Roi Sánchez no acaba de verlo claro y, a pesar de la ventaja de los suyos, decidió pedir un tiempo muerto a falta de ocho minutos. Con 36 -31, el Ford Alisauto BM Torrelavega necesitaba un final casi perfecto para arañar algún punto. Batán recogió la pelota en seis metros para establecer el 36 – 32 y meter el miedo en el cuerpo a los culés.

A pesar de perder a Isi Martínez durante dos minutos, los naranjas habían puesto la directa hacia la disputa de los puntos. Ante el desconcierto local, los riesgos asumidos en defensa se tradujeron en recuperaciones y goles. Edu Fernández cazó balón picado de Nico Colunga para mandar a la malla el 37 -34. Quedaban 4 minutos y medio y el partido parecía abrirse de nuevo. Sin embargo, una inoportuna exclusión señalada a Tate Batán lastró definitivamente la esperanza de los cántabros. Bodor aprovechó un intento de robo visitantes para llegar a seis metros y fusilar a Murillo. En la acción siguiente, Buzle devolvió a los blaugranas 5 de margen cuando el partido entraba en su recta definitiva.

Ni las dos exclusiones catalanas en el tramo final pudieron voltear la situación y, finalmente, los puntos se quedaron en la ciudad condal.

FICHA TÉCNICA

Barça B Lassa. Jorge Pérez, Gerard Forns ; David Roca (3), Iosif-Andrei Buzle (3), Adriá León (2), Juri Knorr (8), Pau Oliveras (1), Mark-Daniel Bodor (2), Oriol Blanco (1), Mamadou Diocou (7), Ramón Suarez, Roberto Rossell, Joaquim Vaillo (1), Jannek Klein (5), David Estepa (1) y Alex Pascual (7).

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo (1); Edu Fernández (4), Antón Setién (3), Pepe Oliver (3), Jorge Prieto (4), Genio González, Duarte Batán, Borja Lombilla, Isidoro Martínez, Sergio Rodríguez (1), Ramiro Merino (1), Alejandro González Racero (2), José Carlos Hernández (6), Dani Hernández (4), Diego Cadelo (4) y Nicolai Colunga (1).

Parciales
1 – 1, 9 – 5, 12 – 8, 13 – 10, 16 – 14, 19 – 17 descanso
24 – 17, 28 – 20, 33 – 24, 35 – 29, 37 – 33, 41 – 36 final

Árbitros. Juan María Sanmartín y Álvaro García.