BM Torrelavega

Goliat pudo con David

Ni con toda la voluntad de una plantilla que se vació sobre la cancha, ni con todas las variantes tácticas de Mozas. Ni siquiera con el aliento de los aficionados naranjas desplazados al OVNI. Hay veces que dejarse la vida no es suficiente. Sobre todo cuando mides fuerzas con una plantilla confeccionada para ascender que juega en casa. El Ford Alisauto BM Torrelavega puso fin a la temporada con una derrota clara ante Fertiberia BM Puerto Sagunto. El “Goliat” valenciano tumbó al aguerrido «David» torrelaveguense en un partido que ya es historia del club cántabro.

Consciente de la importancia que tiene comenzar bien una final, el Ford Alisauto BM Torrelavega se plantó con la cabeza bien alta frente a un Fertiberia BM Puerto Segunto arropado por más de 1.000 enfervorecidas gargantas. Bien pertrechados en un 6 – 0, que trataba de orientar el juego rival hacia el flanco derecho y que otorgaba especial vigilancia a Dija y Corzo, los naranjas saltaron al pista con la confianza de quien no tiene nada que perder.

A pesar de que Krimer firmó cuatro paradas en los primeros cinco minutos , Spiljak veía puerta con facilidad y concedía la iniciativa del marcador a los de Nogués. Los naranjas, que respondían con acierto a cada gol rojiblanco, cada vez defendían con más acierto. Solo las individualidades de una plantilla configurada para ascender permitían anotar a los locales. A partir del minuto 10, la figura de Bruixola apareció en la final. El portero detuvo de forma consecutiva un penalti y dos lanzamientos desde el extremo derecho. Eso se tradujo en un 7 – 5 tras los goles de Querin. Precisamente, el argentino protagonizó la acción siguiente. El lateral golpeó a Setién cuando encaraba la portería y los árbitros sancionaron la acción con tarjeta roja directa. La acción provocó la lesión del extremo derecho y terminó de encender la caldera del OVNI. Espoleado por su afición, Dija Cruz comenzó a buscar a Montoya con acierto. El pivote se convirtió en una pesadilla para una zaga pendiente de demasiadas amenazas. Montoya firmó dos dianas consecutivas que obligaron a Mozas a pedir el primer tiempo muerto de la final. E

El receso trajo consigo un gol de clase de Dani Hernández y una nueva diana de Montoya. Sujetar al pivote local se convirtió en prioridad para la zaga cántabra. El internacional junior aprovechó una doble intervención de Bruixola para batir a Krimer en una posición inverosímil. Era el 11 – 7 y la confirmación de lo esperado. Si el portero local estaba acertado, la final se iba a complicar mucho. Una nueva parada del veterano cancerbero en un lanzamiento franco de Sergio Rodríguez permitía a los valencianos ampliar su renta a cinco.

Tate Batán cazó un pase filtrado por Edu Fernández a seis metros para romper la sequía naranja. Krimer detuvo un penalti que daba alas a los naranjas. Sin embargo, una nueva inferioridad, en este caso por exclusión de Batán, permitía a los de Nogues elevar la renta a seis. Dija Cruz se mueve como pez en el agua en estas situaciones y castigó inmisericorde a la zaga visitante. A los cántabros les hacían falta goles y Bruixola no estaba por la labor de permitirlo. Hasta tres lanzamientos fueron necesarios para establecer el 14 – 9. En ese momento, el Ford Alisauto BM Torrelavega cambió a defensa 5 – 1 tratando de modificar el curso del choque. Sin embargo, Mirallave leía bien el espacio entre 1 y 2 para mantener a los suyos con cinco goles de renta. Tras un tiempo muerto de Nogues que se saldó con el sexto tanto de Montoya, al descanso se llegó con 17 – 11.

El Ford Alisauto BM Torrelavega necesitaba revolucionar el partido para tener una opción de competir por el ascenso. Pero sacar de ritmo a un equipo manejado por Dija Cruz y con Bruixola en el arco no es una tarea sencilla. El meta sacó una mano providencial que abortó un lanzamiento de Jorge Prieto a la contra. Tras recibir un zambombazo en apoyo de Cruz, la pelota llegó a Oliver que marcó y provocó la exclusión de Spiljak. Pero ni con esas. Fertiberia BM Puerto Sagunto marcaba en cada acción de ataque y así es imposible recortar las diferencias.

El intercambio de goles no gustaba nada a Mozas que llamó al orden a los suyos. Es verdad que los naranjas habían logrado correr en varias ocasiones pero hacía falta cambiar algo más para seguir soñando. José Carlos Hernández encadenó dos contras consecutivas que mantenían viva la llama visitante. Es verdad que los naranjas estaban lejos, 23 – 17, pero todavía no habían dicho su última palabra. Intensificaron la vigilancia sobre el trinomio Corzo-Cruz-Montoya y trataron de imprimir más alegrías a sus acciones ofensivas.

Dos inoportunas pérdidas de balón y una exclusión de Sergio Rodríguez lastraron la recuperación torrelaveguense. Con uno más sobre el 40 x 20, Montoya volvió a hacer de las suyas para establecer el 26 – 18. A los cántabros les hacía falta algo más que intensidad. Corzo superaba a Murillo y provocaba el tiempo muerto de Mozas.

Quince minutos por delante y doble mixta con Isi Martínez y Ramiro Merino como avanzados. La variante, combinada con el 6 – 0 en momentos puntuales, funcionó. Fertiberia BM Puerto Sagunto cayó en la trampa y el Ford Alisauto BM Torrelavega logró un parcial de 3 – 1 que le permitía situarse a siete, 28 – 21. Nogues pidió tiempo muerto.

Quedaban 11 minutos de final y Ramiro Merino volaba a la contra para hacer el 28 – 22. De hecho, los cántabros tuvieron dos oportunidades de rebajar la renta a cinco pero Bruixola no quería sobresaltos. Hubo que esperar a la tercera para que Dani Hernández marcase desde los siete metros. La jugada trajo el premio de la exclusión de Corzo. La disposición defensiva naranja incomodaba a Fertiberia BM Puerto Sagunto pero el crono jugaba a su favor. En los minutos finales, el Ford Alisauto BM Torrelavega atacó con siete en busca de un milagro que no se produjo. De este modo, a pesar de la derrota, el Ford Alisauto BM Torrelavega puso el cierre a la mejor temporada de su historia. A la tercera, será la vencida.

FICHA TÉCNICA

Fertiberia BM Puerto Sagunto. David Bruixola, Juan Carlos Chueca; Iván Montoya (8), Diógenes Cruz (6), Ignacio Mirallave (3), José Manuel García Moriñigo (2), Leonardo Querin (1), Jaka Spiljak (6), Marcos Dorado (1), Guillermo Corzo (5), Íñigo Celorrio, Antonio Alegre (1), Oscar García (1), Ángel López , Josep Folqués y Oscar José Bergantiño Camacho.

Ford Alisauto BM Torrelavega. Murillo Araújo, Marco Krimer (); Edu Fernández (1), Antón Setién, Pepe Oliver (3), Jorge Prieto (1), Genio González (), Duarte Batán (2), Borja Lombilla, Isidoro Martínez (2), Sergio Rodríguez (1), Ramiro Merino (3), Alejandro G. Racero (1), José Carlos Hernández (7), Dani Hernández (5) y Nico Colunga (1).

Parciales

2 – 1, 6 – 5, 10 – 7, 12 – 8, 14 – 8, 17 – 11 descanso

21 – 14, 23 – 17, 27 -18, 28 – 22, 31 – 26, 34 – 27 final

Árbitros: Juan Pablo Visciarelli y Roberto Carlos Mendoza (C.A. Andalucía)