Defender la tercera plaza

El Ford Alisauto BM Torrelavega regresa a la carretera para enfrentarse al colista de la División de Honor Plata. Tras recorrer los 764 kilómetros que separan Torrelavega de Palma del Río, los de Álex Mozas medirán fuerzas con un equipo obligado a un milagro para salvar la categoría. Con cuatro puntos en su casillero, ARS Palma del Rio parece una víctima propiciatoria para que los naranjas prolonguen su idilio con la victoria una semana más.

Sin embargo, hay varios condicionantes que generan recelo en la expedición de los cántabros. El aliento del Pandero unido a la sapiencia de uno de los mejores entrenadores de la categoría, como es Víctor Montesinos, convierten el partido en una trampa. Sobre el papel, los nuestros son mejores, pero nadie se fía de un equipo herido, que no hace tanto tiempo se batía el cobre en la máxima categoría del balonmano nacional.

A pesar de las cautelas, el Ford Alisauto BM Torrelavega llega a la cita consciente de su buen momento. Los de Mozas, que suman cinco victorias en las últimas seis jornadas, han aprovechado a la perfección el empate cosechado por Conservas Alsur Antequera la semana pasada para alcanzar la tercera plaza. Ganar mañana es fundamental para mantenerse en esa posición de privilegio antes de la visita del líder al Vicente Trueba.

El choque, que comenzará a las 18:00 horas, será arbitrado por los andaluces Roberto Carlos Mendoza y Álvaro García y supondrá el regreso al Pandero tanto de los hermanos Hernández como de Alonso Moreno y Samu Gómez. Todos ellos ex del equipo andaluz. Un listado amplio que podría serlo aún más de viajar Marco Krimer, que también defendió la elástica de ARS Palma del Rio.

El partido de la primera vuelta en el Vicente Trueba dejó uno de los partidos más cómodos de la temporada para el equipo de Mozas. No en vano, lograron la mayor anotación en lo que va de curso (35 goles) y también la mayor diferencia al final del encuentro (+20 tantos).